Saltar al contenido

Anillos de Acero Quirúrgico

Los anillos de acero quirúrgico reciben también el nombre de anillo de acero inoxidable; se caracterizan por ser de un material muy resistente y se oxidan.

Este material está compuesto de una aleación de acero con cromo, níquel y molibdeno; que juntos logran darle la resistencia y acabado necesario para una mayor durabilidad.

Es muy popular en la bisutería ya que gracias a sus cualidades y peculiaridades positivas se pueden fabricar pendientes, brazaletes, colgantes, anillos, entre otros.

¿Qué son los anillos de acero quirúrgico?

Anillos de Acero Quirúrgico
Anillos de Acero Quirúrgico

El anillo de acero quirúrgico recibe este nombre; porque el material del cual está hecho es el más utilizado para fabricar instrumentos quirúrgicos como: escalpelos, tijeras, pinzas y otros. Son piezas pequeñas utilizadas de igual manera por hombres y mujeres.

¿Para qué sirve el anillo de acero? Uno de sus usos más comunes es en las alianzas de matrimonio ya que al ser un material altamente duradero y con facilidad de grabado en sus piezas, se pueden lograr resultados maravillosos que fascinan a los novios, además, se puede conjuntar con facilidad con otras joyas como piedras naturales o cristales para piezas más elegantes.

Ventajas del acero quirúrgico

Ventajas del acero quirúrgico
Ventajas del acero quirúrgico

Un anillo de acero presenta muchas ventajas en comparación con otros materiales, entre las cuales destacan las siguientes:

  • Es hipoalergénico: es ideal para cualquier persona, ya que no causa ninguna reacción en la piel.
  • Fácil de limpiar: es un material que no necesita de mucho esfuerzo para poder disfrutar de todo su brillo,  lo mejor de todo es que se verá siempre reluciente.
  • No se oxida ni se oscurece: un anillo de acero no se verá opaco ni tampoco perderá su tonalidad.
  • Material resistente: al ser altamente resistente a impactos, el acero quirúrgico no se deforma, no se raya, ni se abolla por lo que se mantiene igual con el paso del tiempo.
  • Acabados variados: a pesar de ser un material muy duro, su superficie y acabado se pueden modificar logrando efectos satinados, pulimentados, entre otros.

¿Cómo limpiar los anillos?

como limpiarlos
como limpiarlos

Una pregunta muy común entre las personas que usan este material es ¿Como limpiar un anillo de acero? Ya que siempre se desea que tenga ese brillo tan característico.

Una de las piezas más comunes fabricadas con acero quirúrgico sin duda, por esto es necesario limpiarlos con frecuencia para que siempre se vean como nuevos y se puedan lucir con orgullo.

El acero quirúrgico es un material que no se oscurece, por lo que no es complicado limpiarlo ni tampoco se requiere de un producto en específico para lograrlo. Bastará con utilizar un trapo de algodón o microfibra humedecido, esto limpiará las huellas dactilares o cualquier otro residuo que pueda tener.

Si quieres darle un extra de brillo, puedes utilizar aceite de oliva o aceite de bebé sobre el trapo, luego lo pasarás por la superficie hasta que logres el resultado que estás esperando.

Estas mismas técnicas se pueden aplicar para cualquier otra joya de acero quirúrgico con cierta frecuencia para que el material se vea como nuevo.